Una venezolana de 32 años de edad murió en la frontera norte de Chile tratando de ingresar de forma irregular a ese país.

Personal de Carabineros halló el cadáver de la fémina luego de que un menor de 14 años de edad, quien aseguró ser su hermano, les notificara de lo ocurrido.

El adolescente relató a las autroridades que la mujer empezó a sentir un fuerte dolor en el pecho y luego cayó al suelo.

La forntera norte chilena se caracteriza por sus extremas temperaturas que hacen más riesgoso el ingreso para los migrantes.