El Parlamento de España, este jueves aprobó definitivamente la ley que aprueba la eutanasia y regula la ayuda médica para el derecho a morir cuando el paciente y los familiares decidan.

Por lo que España se convierte en el séptimo país del mundo, después de Países Bajos, Bélgica, Luxemburgo, Colombia, Canadá y Nueva Zelanda, donde la eutanasia es legal.

Solo podrán solicitarla los mayores de edad que sufran alguna una enfermedad grave e incurable, o un algún padecimiento grave y crónico, que afecte a la autonomía y que genere un sufrimiento físico o psíquico constante e intolerable.


Dicha normativa entrará en vigor dentro de tres meses, fue impulsada por el gobernante Partido Socialista, apoyada por el resto de los partidos de izquierda, liberales, nacionalistas e independentistas; y rechazada frontalmente por la oposición de conservadores y de extrema derecha.

La ley es motivo de polémica social y política, con un fuerte enfrentamiento dialéctico entre la izquierda y la derecha.