El Grupo BMW producirá los nuevos BMW iX y BMW i4 eléctricos en las fábricas de Dingolfing y Múnich con energía hidroeléctrica ecológica y local, después de firmar sendos contratos con Stadtwerke München y RWE Supply & Trading, dos compañías locales que suministrarán la energía hidroeléctrica desde los ríos Isar y Lech, afluentes del Danubio en la región alemana de Baviera.

En palabras de Milan Nedeljković, miembro del Consejo de Producción, “En BMW Group hemos adoptado una visión global, en la que la sostenibilidad está integrada en toda la cadena de valor. Por eso, en lugar de limitarnos a minimizar las emisiones derivadas de la conducción, trabajamos también para reducir de forma significativa la huella de carbono de nuestros procesos de producción”.

Actualmente, el Grupo BMW ya abastece sus instalaciones de producción a nivel global totalmente con electricidad verde. “La novedad es que, en el futuro, nos abasteceremos de electricidad renovable directamente de proveedores locales situados cerca de nuestras plantas”, explica Nedeljković. La electricidad verde necesaria para la producción del BMW iX procederá de las centrales hidroeléctricas de Isar Uppenborn entre Moosburg y Landshut, mientras que la producción del BMW i4 se realizará con energía limpia proveniente de las centrales hidroeléctricas de Lech en Gersthofen y Rain. La energía que suministran también se utiliza para fabricar una amplia gama de componentes para los dos modelos eléctricos, en las plantas del Grupo BMW de Landshut, Dingolfing y Berlín.

“Nuestros contratos de suministro directo suponen otro gran impulso a las credenciales ecológicas de la electricidad verde que utilizamos en la producción”, subraya Nedeljković. Además de ejecutar cada vez más contratos de este tipo, el Grupo BMW está aumentando la cuota de electricidad renovable, o neutra en carbono, que se genera desde la propia empresa. Desde 2013, por ejemplo, los cuatro aerogeneradores de la planta de Leipzig proporcionan toda la electricidad necesaria para fabricar el BMW i3. Otro de los numerosos ejemplos de la red de producción del Grupo BMW es la planta más reciente, en San Luis Potosí (México), donde la producción se alimenta en gran medida con energía procedente de grandes paneles solares.