“Dios es grande, Dios no nos abandonó nunca. Lo logramos hija”, llorando de emoción Thays Campos celebró la decisión de la orden de aprhensión contra Irineo Garzón, acusado de violar a una joven venezolana en Buenos Aires.

Ahora Garzón deberá enfrentar un juicio privado de libertad.