Indígenas de la comunidad San Luis de Morichal denunciaron que grupos armados se apoderaron de sus tierras de manera ilegal.

Se trata de bandas y mineros artesanales que llegaron en lanchas a través de los ríos Cuyuní y Chicanán y ahora pretenden instalarse a la fuerza.

Son en total más de 300 indígenas los que hacen vida en esta comunidad y manifiestan sentir temor por sus vidas puesto que los mineros y las bandas están armados.

Se pudo conocer que tanto las autoridades militares y el gobierno del estado Bolivar fueron informados de la situación, razón por la cual la comunidad indígena espera una respuesta.