Una nueva tecnología permite obtener fotos de la luna con una resolución mucho más mejorada. Este nuevo instrumento para captar imágenes espaciales ha permitido explorar de manera increíble y detallada donde alunizó apolo 15, misión que fue lanzada en 1971.
El aparato, para lograr obtener imágenes, hace rebotar una potente señal de radar en la superficie lunar. Logrando mostrar objetos tan pequeños como de 5 metros.
Diseñada para el Telescopio Green Bank en West Virginia por la empresa de Raytheon Intelligence & Space, esta nueva tecnología permitirá a los científicos estudiar objetos inclusos tan lejanos como Neptuno.
En noviembre del año pasado, el nuevo transmisor envió una señal de radar a la Luna, apuntando específicamente donde fue el aterrizaje de Apolo 15, y se observó el pequeño parche, un  disco de 3.474,2 Kilómetros de diámetro, ciento de miles de kilómetro de distancia.