Irineo Garzón (35), acusado de violar a una joven venezolana, declaró hoy ante la justicia en los tribunales argentinos y aún permanece en libertad, una decisión que ha desatado la indignación de la familia de la joven y de la comunidad venezolana en el país austral.

Garzón y su representante legal dijeron que no hubo violación y que el encuentro sexual fue acordado, a pesar de que la víctima aseguró que fue drogada y abusada.

Será este jueves cuando en los tribunales de la Cámara Criminal y Correccional se decida si Irineo Garzón seguirá libre o se le revocará la cuestionada medida de excarcelación emanada por la juez Karina Zucconi.

Foto Cortesía