Para el dìa de ayer en horas de la tarde, en la que el Congreso de Capitolio debìa certificar la victoria de Joe Biden, se convirtió en un caos total por la crecida violencia que irrumpió el proceso que normalmente se realiza tras marcar el fin de un ciclo electoral.
Los seguidores y fanáticos del ex-presidente Donald Trump, llegaron hasta la sede del Congreso estadounidense en Washington DC a interrumpir el proceso de certificación de votos de las elecciones pasadas.
Tras una escena de violencia, caos y disturbios en el edificio que duró horas, la policía metropolitana notificó que dicho asalto dejó 4 muertos entre ellos una mujer que recibió un disparo en el pecho en el interior del edificio, 13 arrestos y requiso 5 armas de fuego.