El presidente chileno, Sebastián Piñera, extendió hoy jueves por tercera vez el estado de excepción constitucional de catástrofe vigente en el país, el cual se prorrogará por 90 días más para evitar la propagación de la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19).
La medida anunciada por el mandatario durante una ceremonia para recordar a las víctimas de la pandemia regirá del 13 de diciembre al 13 de marzo de 2021, frente a las proyecciones que anticipan un eventual rebrote de casos de la neumonía en enero, tras las fiestas de fin de año.
“El estado de catástrofe permite de forma excepcional restringir las libertades y los movimientos de las personas y tomar medidas como las cuarentenas o el toque de queda, que estimamos son necesarias y tenemos que poder disponer de ellas si se hacen más necesarias en el futuro”, señaló en Piñera en el Palacio La Moneda.
Afirmó “estar consciente” de los riesgos que ha implicado la segunda ola de COVID-19 que azota actualmente a países europeos, entre otros.
Por esto, el gobierno chileno ha realizado “ejercicios de anticipación” y análisis que pronostican más de 9.000 casos diarios de la enfermedad en el país y un aumento de los enfermos críticos para inicios de 2021.
“Esto no es un plan predictivo. Lo que estamos haciendo son planes preventivos. Nos estamos poniendo en todos los casos y especialmente en los más difíciles para tener preparados los planes de acción”, sostuvo el presidente.
El 18 de marzo pasado, producto del primer brote de la COVID-19 en el país austral, Piñera declaró el estado de excepción constitucional y solicitó el apoyo de las policías y militares para contener la diseminación del virus.
Chile registró hasta hoy jueves un acumulado de 555.406 casos de la COVID-19 y 15.519 muertos desde marzo pasado.