La centro derecha ganó este domingo las alcaldías de Río de Janeiro y Sao Paulo en las elecciones municipales que se celebraron en Brasil.

En Río el actual regidor, el obispo evangélico Marcelo Crivella, representante del bolsonarismo, salió derrotado en los comicios, lo que representó un duro golpe para el presidente Bolsonaro.

En total estaban convocados unos 38 millones de electores, quienes debía elegir a los alcaldes de 57 localidades.