Las autoridades migratorias de Trinidad y Tobago deportaron este fin de semana a 16 niños venezolanos, entre ellos un bebé de 4 meses de nacido, según lo informó a través de su cuenta en Twitter, David Smolansky.

“El gobierno de Trinidad y Tobago acaba de deportar a 16 niños venezolanos, entre ellos un bebé de 4 meses. Están devolviendo a los menores de edad en bote a Venezuela, negándoles el refugio y separándolos de sus padres que ya estaban en Trinidad. Una atrocidad”, escribió en su Twitter Smolansky.