El Congreso de Guatemala suspendió la aprobación del presupuesto que había desatado violentas manifestaciones en ese país y que terminó con la quema de parte de la sede del Poder Legislativo.

Allan Rodríguez, presidente del país centroamericano, informó a través de un mensaje grabado en compañía de unos 16 legisladores de la decisión de dar marcha atrás al polémico presupuesto aprobado en días pasados.

Como se recordará un grupo de manifestantes tomaron las calles y arrojaron artefactos que incendiaron a parte del edificio donde funciona el congreso guatemalteco.