Organizaciones No Gubernamentales del Perú denunciaron ante la fiscalía de ese país al ex presidente interino, Manuel Merino, por homicidio calificado, abuso de autoridad y lesiones, hechos que ocurrieron durante las jornadas de protesta en su contra desde que asumió el poder en sustitución de Martín Vizcarra.

Junto a Merino también fueron denunciados el primer ministro, Ántero Flores-Aráoz, y el ministro del Interior Gastón Rodríguez. Sobre los jefes de la Policía Nacional también recayeron denuncias.

Durante las protestas dos personas murieron y decenas resultaron heridas por la fuerte represión policial, esta situación desencadenó la renuncia de Merino, quien aún no tiene sustituto.