De oficializarse la victoria del candidato demócrata, Joe Biden, a quien los medios ya han proyectado como el ganador de la elecciones presidenciales en Estados Unidos, Donald Trump debe abandonar el poder y dejar la Casa Blanca el próximo 20 de enero.

Ya en campaña electoral Trump aseguraba que no aceptaría una derrota y se quedaría en el poder, una promesa que ha cumplido pues denuncia fraude en el proceso.

Biden debería ingresar a la Casa Blanca en enero de 2021 y, en caso de que Trump se niegue a entregar el poder, podría ser obligado por el Servicio Secreto a salir de la presidencia o las fuerzas militares actuarían para garantizar que Biden asuma.

Expertos en la materia como el profesor Dakota Rudesill, experto en legislación y política de seguridad nacional, afiliado a la Universidad Ohio State en Estados Unidos, dijo a la BBC que sería un gran daño para el país que Trump asuma esta actitud y pretenda quedarse en el poder.

Los militares en Estados Unidos juran a la Constitución y no al presidente de turno, por esta razón muchos analistas ven poco probable que Trump haga una alianza con el ala militar y se quede en el poder con su beneplácito.

Información BBC