Con 105 votos a favor de los 130 miembros del Congreso unicameral de Perú se aprobó la destitución del presidente Martín Vizcarra, bajo el alegato de “incapacidad moral”.

A Vizcarra se le acusa de haber cometido actos de corrupción cuando era gobernador de la provincia sureña de Moquegua y, a pesar de haberse salvado en una ocasión de la destitución, esta vez no corrió con la misma suerte.

Durante la votación solamente 19 apoyaron salvar al mandatario y hubo cuatro abstenciones.