Un terremoto de magnitud de 6,7 en la escala de Richter estremeció la isla griega de Samos y la costa egea de Turquía. Hasta el momento, las autoridades confirmaron al menos cuatro víctimas mortales y 120 heridos.

Los medios locales estiman importantes daños materiales tanto en Grecia como en Turquía, que incluyen el derrumbe de varios edificios.

El epicentro del temblor fue en el Mar Egeo, a unos 17 kilómetros del distrito de Seferihisar, en la ciudad turca Esmirna.

Noticia en desarrollo…