Durante la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), el secretario de Estado de Estados Unidos Mike Pompeo, solicitó elevar el estatus de Taiwán en dicha estructura como observador permanente, una vez que China no sólo se ha negado a reconocerlo como nación independiente, sino que atenta contra los valores democráticos e incluso ha anunciado amenazas públicas contra Taipei.

Es necesario recordar que frente a la pandemia que está combatiendo el mundo, una de las grandes dificultades generadas fue la falta de información real respecto al virus por parte de China y luego la ausencia de respuesta óptima frente a la pandemia, originada en Wuhan y que ha ocasionado colapso, pérdidas humanas y económicas mundial.

Mientras que desde Taipei, resaltando sus valores democráticos, han sumado esfuerzos para ofrecer aportes a la región con asistencia humanitaria e incluso económica, que permita a otros países, sobre todo a aquellos más vulnerables, prevenir la propagación del Covid-19 y trabajar por encontrar la vacuna, respetando siempre los derechos de los ciudadanos.