Acusaciones mutuas y visiones opuestas en cuanto a temas como la pandemia, la migración, política y racismo fue lo que dejó el segundo debate presidencial entre Donald Trump y Joe Biden.

“Cualquiera que sea responsable de tantas muertes no debería seguir siendo presidente de Estados Unidos”, fue una de las acusaciones que lanzó Biden contra su oponente.

Por su parte, Trump aseguró que cada vez es más inmune al virus y que “no nos podemos encerrar en un sótano como lo hizo Joe”.

Otro de los aspectos que se tocaron en el debate fueron los supuestos ataques al sistema electoral estadounidense. Biden aseguró que, de ser elegido, países como China, Rusia e Irán dejarán de interferir en las elecciones de EE.UU., acusaciones rechazadas por todos estos países.

En cuanto al tema económico, Trump advirtió advirtió que la victoria de su rival en las presidenciales destruiría la industria petrolera estadounidense y convertir al país en una nación del tercer mundo.