El Papa Francisco manifestó su respaldo al matrimonio entre homosexuales y pidió que se legislara a favor de amparar las uniones civiles entre personas del mismo sexo.

“Las personas homosexuales tienen derecho a estar en la familia, son hijos de Dios, tienen derecho a una familia. No se puede echar de la familia a nadie, ni hacer la vida imposible por eso”, dije el Papa en un documental que se estrenó en Roma y que lleva por nombre “Francesco”.

La posición del Sumo Pontífice supone un cambio drástico dentro de la Iglesia Católica, que ha mantenido una postura adversa a la unión de parejas del mismo sexo.

“Lo que tenemos que hacer es una ley de convivencia civil. Tienen derecho a estar cubiertos legalmente”, sentenció el Papa.