Un juez en Estados Unidos determinó que los bonos 2020 de Petróleos de Venezuela (PDVSA) son válidos y exigibles.

Esta medida representa un duro golpe para Juan Guaidó y el gobierno interino que había presentado una demanda para declarar los bonos inválidos con el argumento de que el gobierno venezolano los había emitido sin la aprobación de la Asamblea Nacional, controlada por la oposición.

Estos bonos están respaldados por la mitad de las acciones de Citgo, la filial de PDVSA y refinadora estadounidense.

El fallo de la justicia estadounidense asegura que “se ha producido un incumplimiento” de los bonos, lo que derriba el argumento de Guaidó de que no eran válidos.