Para el gobierno argentino el más reciente informe de la Organización de Naciones Unidas (ONU) que documenta las violaciones de los Derechos Humanos en Venezuela contiene una “visión sesgada”.

Al menos así lo dijo Carlos Raimundi, embajador de Argentina ante la Organización de Estados Americanos (OEA), quien también aseguró que Venezuela ha sufrido un fuerte asedio de intervencionismo.

Raimundi reconoció que Venezuela vive una mala situación económica, sin embargo, fue enfático en aclarar que “no compartimos cierta perspectiva de cuáles son las causas que han llevado a esa situación y cuáles son los caminos para resolverla”.

Para el representante argentino ante la OEA “estamos en una región en la que somos varios los países que hemos sufrido represiones desproporcionadas a las movilizaciones populares, persecución judicial, sistemas de espionaje y una cantidad de problemas con los derechos humanos muy serios”.