Un grupo de venezolanos que se encuentran privados de libertad en Trinidad y Tobago iniciaron una huelga de hambre para exigir celeridad en sus procesos judiciales, mayores beneficios y un retorno a Venezuela.

Los detenidos, que son unos 150, se encuentran en  la cárcel de máxima seguridad de Trinidad y Tobago, en Arouca, donde han amenazado con intensificar la protesta si no son atendidos sus requerimientos.

 “No están liberando a los presos que tienen boleta de excarcelación en mano. No los dejan comunicarse con sus familiares y no les dan derecho a fianza. Alertaron a los autoridades Venezolanas para que les brinden una mano”, dijo uno de los líderes de la huelga conocido como “El Darwin”, a través de un video que se difundió en las redes sociales.

Por su parte, los familiares de los detenidos denunciaron que el Consulado Venezolano no ha hecho las diligencias necesarias para mejorar la situación de los detenidos, quienes se encuentran en condiciones infrahumanas.

Foto referencial