El huracán Sally tocó tierra en Gulf Shores, Alabama, en la costa sur de Estados Unidos, donde las autoridades advierten que podrían generarse inundaciones catastróficas.

Según el Centro Nacional de Huracanes, Sally mantiene vientos de 165 kilómetros por hora. Para esta semana al menos unas 75 mil viviendas ya se encontraban sin servicio eléctrico.

Sally, huracán de categoría 2,  es uno de los cinco ciclones actualmente activos en el Atlántico y se formó en la Florida donde dejó a su paso intensas lluvias.

Foto Cortesía