La crisis de la escasez de gasolina nuevamente llegó a Caracas y ya se venía sintiendo en algunas ciudades de Venezuela, donde se pueden apreciar enormes colas de carros para abastecerse de combustible.

Aunque trascendió que posiblemente llegara un nuevo cargamento de gasolina proveniente de Irán en tres buques, Iván Freites, secretario general del sindicato de Trabajadores Petroleros y Gasíferos del estado Falcón, ve con pocas probabilidades la llegada de gasolina del exterior.

En una entrevista concedida a El Nacional, Freites aseguró que la situación de las refinerías es inestable y no hay prácticamente importación. Detalló que la refinería Cardón está muy deteriorada.

Calificó la situación como muy preocupante, a la par que resaltó que se deberían producir entre 120 y 150 mil barriles de gasolina diario para abastecer la demanda interna.