Mientras avanza el proceso de extradición de Álex Saab, la justicia norteamericana se encuentra recabando pruebas del papel que ha desempeñado el empresario en la trama de tráfico de oro y petróleo en Venezuela.

Saab, que es señalado de ser el presunto testaferro de Maduro, lo acusaron del al menos ocho cargos de soborno y lavado de dinero al movilizar más de 350 millones de dólares a cuentas en el extranjero.

Esta información fue publicada en un trabajo especial del diario español ABC, donde además se señala que las autoridades federales han encontrado pruebas suficientes que demuestran el vínculo de Saab con Irán.

Se espera que en las próximas semanas Saab sea extraditado desde Cabo Verde hasta los Estados Unidos.