Unas 13 personas perdieron la vida este fin de semana en Perú, en el momento que en que se provocó una estampida cuando llegó la policía a una fiesta clandestina que fue convocada por las redes sociales.

Se calcula que en la discoteca donde se produjo el evento, que violaba las medidas de distanciamiento social ante la pandemia de Covid19, habrían unas 120 personas aproximadamente.

El hecho, que fue repudiado por el presidente peruano Martín Vizcarra, se produjo en la localidad de Los Olivos. En total quedaron detenidas 23 personas mientras que otras resultaron heridas.

Se pudo conocer que la policía llegó al lugar y pidió que las mujeres desalojaran el recinto, lo que desató el pánico entre los hombres y todos los asistentes comenzaron a huir descontroladamente.

Hubo quienes denunciaron agresión y abuso en el uso de la fuerza por parte de los funcionarios policiales. Después de este hecho se ha decretado toque de queda nocturno en el sector.