Esta semana han fallecido al menos seis personas y otras 200 mil han sido evacuadas luego de los múltiples incendios que se han desatado en California, Estados Unidos.

El fuego comenzó a propagarse luego de que el fin de semana pasado múltiples rayos cayeran durante una tormenta.

La intensidad del fuego es más fuerte en la zona norte del Estado, sin embargo; gran parte de California está siendo afectada por estos incendios que de momento no han podido ser controlados.