Argentina ratificó hoy que el país tendrá de diciembre de 2020 a marzo de 2021 la temporada turística de verano, con una serie de protocolos que se pondrán en marcha para contrarrestar los efectos de la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19).

“Para poder tener temporada de verano, que la ratificamos desde el gobierno, estamos trabajando de manera articulada con todas las provincias a través del Consejo Federal de Turismo y con el sector privado”, dijo la secretaria de Promoción Turística del Ministerio de Turismo y Deportes, Yanina Martínez.

La funcionaria destacó en conferencia de prensa que se elaboraron nueve protocolos para dar seguridad y confianza al potencial turista en las distintas aperturas que se hacen en las provincias del país.

“La actividad turística se ha visto muy afectada. Por ello, el Estado está presente a través de la implementación de distintos protocolos en toda la cadena de valor del turismo. Hemos realizado nueve protocolos. Son protocolos homogéneos y consensuados con el sector privado para ser aplicados en todo el territorio nacional”, subrayó.

Los protocolos se implementarán para la gastronomía, hotelería, agencias de viajes, enoturismo, turismo rural y turismo de reuniones, para que brinden seguridad a los viajeros, remarcó la funcionaria.

Martínez dijo que el gobierno argentino buscó sostener a las empresas del sector a través de distintas iniciativas, como subsidios para pequeñas y medianas empresas turísticas por el plazo de seis meses y el programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción, que postergó o redujo el pago de contribuciones patronales a unas 19.000 empresas del sector e incluyó el pago por parte del Estado del 50 por ciento del salario de unos 211.000 trabajadores del rubro.