La famosa playa de Copacabana en la ciudad de Río de Janeiro se cubrió este fin de semana de cruces y globos rojos para rendir tributo a los fallecidos por el Covid19.

La iniciativa también fue una protesta en contra de las políticas del gobierno de Jair Bolsonaro frente a la pandemia, en un país donde ya se han perdido más de cien mil vidas.

El Covid19 se ha expandido por todo Brasil ante la mirada incrédula de Bolsonaro, quien en principio llegó a calificar al virus como una simple gripe, una postura que fue duramente criticada por la ciudadanía y hasta la Organización Mundial de la Salud (OMS).