Bolivia denunció el viernes a Evo Morales ante la Organización de Estados Americanos (OEA) por considerarlo responsable de generar las protestas que dificultan combatir la pandemia y el traslado de oxigeno a los hospitales para atender a los pacientes con Covid19.

La canciller boliviana, Karen Longaric, aseguró que “esta situación se agrava por las acciones de sectores políticos que atentan contra los derechos humanos de las personas que sufren Covid19 y de la población en general”.

Estas declaraciones las ofreció en una sesión virtual de la OEA en la que participó y la cual fue solicitada por su país.

Las manifestaciones en ese país las protagonizan simpatizantes y militantes del partido de MAS (agrupación política de Morales), quienes no están de acuerdo con la reprogramación de las elecciones presidenciales para el mes de octubre.