El enviado especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams, aseguró que el gobierno de su país trabaja dura para sacar a Nicolás Maduro del poder este año.

Abrams aprovechó la oportunidad para exhortar a la Unión Europea y a otros países a imponer sanciones más severas a Venezuela con el fin de despojar del poder a Maduro.

Con respecto a las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre, Abrams mantuvo su postura de no reconocer este procesos electoral, el cual carece de las mínimas garantías. Por ese motivo el reconocimiento a Juan Guaidó como presidente interino se mantendrá, a pesar de cualquier resultado que se produzca en el venidero proceso electoral.

Abrams denunció que Maduro utiliza los recursos del oro venezolano para pagar el combustible proveniente de Irán, con el fin de paliar la aguda crisis que vive Venezuela sin la producción de gasolina.