El decreto del presidente de Argentina, Alberto Fernández, que prohíbe las reuniones sociales en todo el país ha recibido duras críticas por parte de los diputados de oposición quienes consideran que se atenta contra la libertad de los argentinos.

En un documento de la Cámara de Diputados, que suscribe el legislador Álvaro de Lamadrid, se expresa la preocupación ante la medida y se subraya que ya están por cumplirse 150 días de aislamiento que han traído consigo consecuencias económicas, sociales, psicológicas y emocionales para la sociedad.

“No deja de preocuparnos que no vemos que el Ejecutivo Nacional tenga un plan de salida de la cuarentena, y que además implementa medidas como la mencionada que profundizan las restricciones un momento en el que la población se encuentra comprensiblemente agotada”, reza parte del documento.

A pesar de las medidas de distanciamiento social, paralización de actividades económicas y prohibición del uso de transporte público, en Argentina la cifra de contagiados sigue en aumento. Una situación que hasta ahora desde la Presidencia no han podido controlar.