A través de un Decreto Nacional de Emergencia el gobierno de Argentina prohibió las reuniones sociales en todo el país, esto como una de las medidas que buscan frenar el avance del Covid19.

La medida establece que están suspendidos los eventos culturales, recreativos y religiosos en espacios públicos o privados con concurrencia mayor a diez (10) personas.

En algunas provincias del país estaban permitiendo este tipo de reuniones con las medidas de prevención necesarias, sin embargo; ante el aumento de casos en el país austral se emitió este nuevo decreto.

De momento los cines, teatros, gimnasios, actividad turística y medios de transporte masivo no pueden regresar a la normalidad.