El enviado del gobierno de Donald Trump para la crisis en Venezuela, Elliott Abrams, denunció una manipulación en las elecciones parlamentarias en Venezuela pautadas para el próximo 6 de diciembre.

Abrams aseguró que las condiciones de este proceso electoral son peores que las de mayo del año 2018, en el que quedó electo como presidente Nicolás Maduro y que Estados Unidos y decenas de países en el mundo no reconocieron.

Para el mes de diciembre Venezuela elegirá a un nuevo Poder Legislativo. Estas elecciones han sido cuestionadas por la oposición debido al nombramiento de autoridades del Consejo Nacional Electoral (CNE) por parte de los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

Adicionalmente desde el Poder Judicial se le arrebató el control de los principales partidos de oposición a sus dirigentes, quienes no están dispuestos a participar en el venidero proceso.