Un jugador del club Argentinos Juniors se convirtió hoy en el primer caso de la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19) en la Primera División del fútbol nacional.

Se trata de Gabriel Florentín, quien según el club “es asintomático y está cumpliendo con el protocolo de aislamiento bajo la supervisión del cuerpo médico”.

El centrocampista, de 21 años, integra el plantel profesional del Argentinos Juniors, institución con sede en Buenos Aires y cuyo estadio lleva el nombre de Diego Armando Maradona.

En el fútbol argentino ya se habían registrado ocho casos de COVID-19, aunque ninguno era de la Primera División.

El pasado 17 de marzo la Asociación del Fútbol Argentino suspendió la actividad a raíz de la pandemia y todavía no se ha resuelto el retorno de los entrenamientos, no obstante, se prevé que en los primeros días de agosto volverán a practicar los cinco equipos que disputan la Copa Libertadores de América (River Plate, Boca Juniors, Defensa y Justicia, Racing Club y Tigre).

En el país se han consignado hasta el momento 153.520 casos de la COVID-19, de los cuales 49,3 por son mujeres y 50,7 por ciento son hombres.

Además se reportaron 2.847 muertes y 68.022 personas recuperadas, según el informe difundido este sábado por el Ministerio de Salud del país. Argentina está por decreto del presidente Alberto Fernández bajo cuarentena del 20 de marzo al 2 de agosto para mitigar la propagación de la enfermedad.