El Gobierno venezolano emitió, durante la noche de hoy jueves, un comunicado mediante el cual informa a la comunidad internacional sobre la detención de una embarcación colombiana en el sector Caño Guzmán (frontera sur), jurisdicción venezolana, con una tripulación de tres ciudadanos del país neogranadino.

El texto difundido por las autoridades venezolanas, desmiente las acusaciones de la cancillería colombiana, según las cuales Caracas habría retenido arbitrariamente a los tres colombianos mientras transportaban supuesta ayuda humanitaria donada por el Consejo Noruego para Refugiados.

Caracas explicó que, en el marco de la operación Escudo Bolivariano, fuerzas militares realizaban patrullaje para detectar y combatir operaciones ilegales y procedieron a retener a la embarcación de nombre “Cejal I”.

“La inspección arrojó que la embarcación tripulada por tres ciudadanos de nacionalidad colombiana, no disponía de documentación alguna que avalara la carga, dentro de la cual se encontraron 47 bolsas de comida, 45 kilos de material metálico, presuntamente cobre, y 38 tambores para transporte de combustibles que ocupaban el 80 por ciento de la embarcación, entre otros insumos”, detalla Venezuela.

El país suramericano indicó que, una vez realizada la inspección, “la embarcación y sus tripulantes fueron conducidos hacia la población de Maroa, a fin de realizar las indagaciones complementarias”.

Caracas precisó que, llama la atención “que el Consejo Noruego para Refugiados y la Cruz Roja de Colombia pongan en riesgo la posible condición humanitaria de una carga al contratar transportes que en razón de la evidencia son indubitablemente usados con propósitos delictivos”.

Venezuela informó que la embarcación y los tripulantes quedarán a las órdenes de los tribunales nacionales para los procesos de ley, dada la presunta comisión de delitos tipificados en las leyes nacionales.

Asimismo, el Gobierno del presidente Maduro expresó “su disposición de entregar a la Cruz Roja colombiana o al Consejo Noruego para Refugiados, los alimentos previstos para apoyar a comunidades indígenas en Colombia”.