Michelle Bachelet, alta comisionada de la Organización de Naciones Unidas para los Derechos Humanos denunció que el sistema judicial venezolano se emplea para castigar a la disidencia y violar los derechos humanos.

Esta información se desprende de su último informe, el cual dio a conocer este martes y en el que alerta que persisten las desapariciones forzadas, torturas graves y falta de acceso a la justicia.

Para la Alta Comisionada de la ONU en Venezuela se emplea como excusa la pandemia de Covid19 y no se garantiza acceso a la justicia a los ciudadanos. Criticó la forma en la que se designan de los jueces en el país, un proceso que a su juicio está plagado de irregularidades.

Bachelet enfatizó su preocupación al respecto del enjuiciamiento de civiles en tribunales militares y cuestionó la independencia del Poder Judicial venezolano.