Este fin de semana el partido Podemos no obtuvo ni un solo diputado en Galicia y perdió el cincuenta por ciento de los legisladores en el País Vasco, lo que su líder Pablo Iglesias calificó como una derrota sin paliativos.

Iglesias, a través de su cuenta en Twitter, escribió que: “Nuestro espacio político ha sufrido hoy una derrota sin paliativos. Perdemos buena parte de nuestra representación en el Parlamento Vasco y quedamos fuera del Parlamento de Galicia. Nos toca hacer una profunda autocrítica y aprender de los errores que sin duda hemos cometido”.