El Tribunal Supremo de Turquía aprobó la conversión a mezquita del icónico Templo Santa Sofía, decisión que ha generado gran polémica en ese país y otros países de la región.

El Templo Santa Sofía ha funcionado como museo desde el año 1935 y se ha convertido en una de las mayores atracciones turísticas, sin embargo; ahora será una mezquita por decisión del Tribunal Supremo, una sentencia que cuenta con el apoyo del presidente Tayyip Recep Erdogan.

Líderes de la Iglesia Ortodoxa han condenado la decisión que se dio a conocer este viernes.

Foto Cortesía