El presidente del Banco Central de Brasil, Roberto Campos Neto, afirmó hoy que la retomada económica del país tras el impacto sufrido por el nuevo coronavirus (COVID-19) ya se inició y lo hace a un ritmo acelerado.

“Tenemos, por ejemplo, datos de la recaudación, datos del tránsito, datos del consumo de energía, datos del flujo financiero. Estos datos corroboran con la visión de que lo peor ya pasó y que tendremos un crecimiento”, dijo Campos Neto en una entrevista este lunes por la noche a la televisión Record.

“Este inicio del regreso del crecimiento ha sido de una forma incluso relativamente acelerado”, afirmó el presidente del ente emisor.

Ayer domingo, el ministro de Economía, Paulo Guedes, afirmó en una entrevista que la retomada de la economía brasileña ha animado a inversores extranjeros, y que el gobierno prepara un paquete de cuatro grandes privatizaciones en los próximos 90 días.

Para el ministro, el nuevo escenario económico, con la tasa de interés en el 2,25 por ciento, su menor nivel histórico, es positivo para la industria, y debe impulsar la retomada del crecimiento.

“Vamos a por unos impuestos más bajos, tenemos la tasa de interés baja y el cambio de 5 reales un dólar. Esto empuja Brasil en una dirección de ventaja comparativa”, afirmó.

Para Guedes, “si conseguimos exportar más a Asia, no solamente a China, Brasil tendrá un boom de crecimiento extraordinario en los próximos años. Nuestra industria resistirá mejor que hoy, porque hoy tiene impuestos excesivos y el clima de negocios no es el propicio”, aseguró.

Varios indicadores refuerzan a teoría de la retomada económica brasileña en el mes de junio. Tanto el índice de la confianza del comercio, de la industria, de los servicios, de la construcción y de los empresarios subieron en junio, según divulgó la Fundación Getulio Vargas (FGV).