Este fin de semana Iván Duque, presidente de Colombia, informó que fue abatido por las fuerzas militares de ese país uno de los cabecillas del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Duque aseguró que fue dado de baja Jhon Fredy Cortés Buritica, alias “Dumar” o “Culebrito”, la mano derecha de alias “Pablito”, cabecilla del ELN. El hecho ocurrió en el departamento del Norte de Santander, zona fronteriza con Venezuela.

Las autoridades colombianas ofrecían una recompensa de 22 mil 500 dólares para quien pudiese dar información del paradero de Cortés Buritica.

Esta operación militar fue catalogada por Duque como un duro golpe al terrorismo, la mafia y el delito.