La justicia británica negó a la administración de Nicolás Maduro el acceso a las reservas de oro venezolano y otorgó este permiso a Juan Guaidó y su administración “ad hoc”.

La decisión estuvo a cargo del juez Nigel Teare del Tribunal Superior Británico. Ahora Guaidó y su equipo de trabajo pueden acceder al oro venezolano que reposa en el Banco de Inglaterra.

Este dictamen se ejecuta fundamentado en el reconocimiento que el Reino Unido hace a Guaidó como presidente interino de Venezuela, por lo tanto, ese reconocimiento es extensivo a la junta del Banco Central de Venezuela del interinato.