El material del que está hecha (PETG) permite su limpieza con agua y jabón Un grupo de especialistas, liderados por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), creó una careta completa de bajo costo (poco más de un dólar), hecha con material reciclable que minimiza el nivel de contagio del nuevo coronavirus (COVID-19).

La careta facial completa GEA-MADiT cuenta con un nivel de aislamiento superior a las que se encuentran actualmente en el mercado pues cubre la mayor parte de los ángulos de la cara, permite la visibilidad al 100 por ciento, además de ser fácil de llevar, reusable y reciclable.

“Durante el proceso de desarrollo se consideraron factores como las necesidades de personal médico, material bioseguro y procesos de manufactura adaptables a diversas condiciones y cantidades de producción”, explicó a Xinhua el doctor Leopoldo Ruiz Huerta, del Laboratorio Nacional de Manufactura Aditiva y Digital, MADiT.

o soluciones que cuentan con alcohol al 70 por ciento, lo que no le exime de convertirse en un dispositivo que, al resultar contaminado por un patógeno, puede transportarlo y transmitir a otras personas, de ahí la necesidad de complementarlo con el uso de cubrebocas.

“El PET-G es un material reciclable que puede ser reincorporado al flujo de materiales PET, contribuyendo así al cuidado del medio ambiente y a la visión de una economía circular de materiales”, dijo Ruiz Huerta.

De acuerdo con el doctor, la idea surgió para el uso exclusivo de personal médico, la necesidad de protección también se extendió a nivel nacional, es decir, para todo habitante de cualquier comunidad que quiera fabricar sus propias caretas sin depender de nadie. CONTENIDO: Xihuan