El turismo internacional comienza a reiniciar lentamente con algunas restricciones impuestas a los viajes en todo el orbe en respuesta a la pandemia del nuevo coronavirus, aliviándose de manera gradual, informó hoy en España la Organización Mundial del Turismo (OMT) de Naciones Unidas (ONU).

La OMT, con sede en la ciudad española de Madrid, dio a conocer este martes en un reporte que 48 destinos turísticos del mundo (22 por ciento) han comenzado a relajar las restricciones a visitantes extranjeros, con Europa a la cabeza, aunque 141 (65 por ciento) todavía mantienen sus fronteras cerradas.

El 92 por ciento de los destinos de Medio Oriente permanece cerrado, así como el 85 por ciento en África, el 76 por ciento en las Américas y el 67 por ciento en la región de Asia Pacífico.

Los datos anteriores están contenidos en la quinta edición del informe “Restricciones de viaje por la COVID-19: examen global para el turismo” de la OMT.

En informe detalla que 37 de los 48 destinos que han comenzado a aliviar las restricciones de viaje están en Europa e incluyen 24 de los 26 Estados en la zona Schengen, espacio de países europeos que permiten la libre circulación.

Los 11 destinos restantes incluyen seis de las Américas, cinco de los cuales son “pequeños Estados insulares en desarrollo”; otros tres de Asia y el Pacífico, incluidos dos pequeños insulares en desarrollo; y dos más en África.

El secretario general de la OMT, Zurab Pololikashvili, acogió con satisfacción el lento despertar del sector, después de casi tres meses de parálisis total.

“El reinicio del turismo es de vital importancia, para el sustento de muchas personas, para las empresas y para las economías nacionales”, sostuvo.