En la ciudad de Yulin en China, se inauguró la feria anual de carne de perro con autorización del gobierno de ese país, un hecho que ha sido duramente criticado por expertos sanitarios.

Se estima que la duración de este festival sea de diez días y reciba a miles de personas que acostumbran ir a comprar carne canina, la cual es exhibida en ollas y pequeñas jaulas a lo largo de todo el mercado.

A pesar de que el gobierno chino prometió legislar a favor de proteger la vida de los animales silvestres y evitar este tipo de actividades, el festival se desarrolla pese a manifestaciones de grupos que están en contra de este tipo de eventos.

Como se recordará, el brote de coronavirus comenzó en la ciudad de Wuhan, en un mercado de animales silvestres. Según trascendió este tipo de actividades y mercados serán prohibidos en el futuro, pero hasta ahora siguen haciéndose.

Información y Foto: Reuters