Gabriel Delgado, interventor designado por el presidente, Alberto Fernández, para el caso de la agroexportadora Vicentin, aseguró a través de sus redes sociales que se están repasando “todas las alternativas y no nos aferramos a los instrumentos”.

Delgado, a través de su cuenta en Twitter, posteó una foto en la que se le ve reunido con el Presidente acompañada de la siguiente leyenda: “

Con @alferdez analizamos la situación de Vicentin. Repasamos todas las alternativas y no nos aferramos a los instrumentos. El propósito del gobierno es preservar las fuentes de trabajo y que los productores puedan cobrar”.

Este fin de semana en diversas ciudades argentinas se llevaron a cabo una serie de protestas en contra de la expropiación de la empresa Vicentin, anunciada por el Ejecutivo Nacional. Esta actividad se conoció como el “Banderazo”.

La expropiación de esta empresa ha generado descontento en un sector de la sociedad, empresarios y políticos de oposición, quienes temen que esta medida se vuelva costumbre y se aplique la misma política de expropiaciones de Hugo Chávez en Venezuela.

Ante esta reacciones, el Alberto Fernández ha dicho que la medida se toma porque Vicentin está en quiebra y que nunca expropiaría una empresa que produjera.