La autopsia practicada al cuerpo de Rayshard Brooks, quien murió este fin de semana en Atlanta, confirmó que su muerte fue producto de un asesinato.

Como se recordará, a través de videos que circularon en medios y redes sociales, un agente de la policía le disparó a Rayshard Brooksde 27 años, quien minutos antes se encontraba durmiendo en las inmediaciones de un restaurante.

Este episodio generó una ola de protestas en las calles de Atlanta, donde se cerraron avenidas y vías de acceso como forma de manifestarse en contra del racismo y la brutalidad policial.

Ante esta situación,  Erika Shields, jefa de la policía de esa localidad, decidió renunciar a su cargo, por considerar que la actuación del personal a su cargo fue una brutalidad.