Las autoridades venezolanas recibieron hoy sábado el sexto avión procedente de China, contentivo de casi 80 toneladas de asistencia humanitaria para enfrentar la pandemia de COVID-19.

En un acto desarrollado en el aeropuerto internacional de Maiquetía, en el estado de La Guaira, a pocos kilómetros de la capital venezolana, la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, agradeció al pueblo y el gobierno chinos el gesto de solidaridad.

Rodríguez recordó que en total se han recibido casi 300 toneladas de insumos médicos, medicamentos y equipos procedentes de China y en este vuelo llegaron también utensilios y materiales de protección de bioseguridad y más de dos millones de mascarillas.

La vicepresidenta destacó que es muy importante para la estrategia de combate a la COVID-19 que desarrolla su país, la recepción de 800 mil pruebas rápidas de detección del nuevo coronavirus, así como de equipos y tecnología para pruebas moleculares.

Rodríguez indicó que históricamente en el Instituto Nacional de Higiene de su país se había usado tecnología europea para el procesamiento de pruebas moleculares, pero ahora se suma la tecnología china.

“Hemos traído desde China maquinarias y todos los accesorios que se requieren para procesar las pruebas PCR, las pruebas moleculares para la detección de COVID-19, eso significa un paso más histórico en la construcción de nuestra relación estratégica bilateral”, dijo Rodríguez.

Destacó además que la cooperación china se recibe en el contexto del “bloqueo criminal, perverso, por parte del gobierno de Estados Unidos contra el noble pueblo venezolano, que ha impedido el acceso a medicamentos, alimentos, servicios esenciales”.

Rodríguez también manifestó al embajador de China en Venezuela, Li Baorong, también presente en la actividad, que la nación asiática cuenta con Venezuela “frente a los últimos intentos de intervencionismo indebido, descarado, ilícito, contra la República Popular China”.

Por su parte, Li Baorong destacó que la muestra de cooperación “es un logro del esfuerzo de ambas partes por la implementación de los importantes consensos del presidente Xi Jinping y el presidente Nicolás Maduro”.

Li subrayó que la acción “demuestra una vez más la amistad tradicional entre los dos pueblos y el alto nivel de la asociación estratégica integral China-Venezuela”.

“En momentos difíciles China y Venezuela siempre están juntos apoyándose mutuamente, con gran esfuerzo por la construcción conjunta de una comunidad con un destino compartido para la humanidad, dando un ejemplo a seguir a la comunidad internacional”, dijo Li.

Además ratificó que China se opone a las “sanciones unilaterales, ilegales y criminales, que Estados Unidos y Occidente están intensificando contra Venezuela”.

“Imponer sanciones a Venezuela, echar culpa a China no les ayudan para enfrentar este nuevo coronavirus y tampoco les ayudan para ocultar la furia popular en su país por el racismo”, indicó el embajador chino.