En la ciudad de Miami y otras ciudades de los Estados Unidos el FBI capturó a un grupo de ciudadanos venezolanos y cubanos que admitieron que recibieron dinero para pagar a manifestantes que generaran caos, en las protestas que se han desatado en ese país por la muerte de George Floyd.

Autoridades norteamericanas han informado que se adelantan investigaciones para determinar si estas personas tiene vínculos con agencias de inteligencia extrajeras de Venezuela o Cuba.

Entre los detenido también figuran ciudadanos de nacionalidad haitiana y ciudadanos centroamericanos. La Fiscalía de Miami es el ente encargado de llevar a cabo la investigación.

Durante las manifestaciones se han visto a personas con banderas y ropa alusiva a Hugo Chávez, al Frente Sandinista de Liberación Nacional y grupos políticos impulsores del socialismo.

Foto Cortesía