Desde el Palacio de Miraflores en Caracas, Tarek El Aissami calificó la primera jornada de distribución de gasolina iraní subsidiada como “exitosa”, a la par que agregó que lograron superar “algunos inconvenientes”.

Para el día de mañana, el horario para abastecerse de combustible se cambió y será desde las cinco de la mañana hasta las cinco de la tarde, según informó El Aissami.

Desde la sala de prensa “Simón Bolívar” El Aissami aseguró que esta nueva modalidad de venta combate el bachaqueo del combustible (venta de gasolina regulada con sobreprecio), una afirmación que ha sido totalmente rechazada por economistas y políticos de oposición.

La venta de productos regulados en Venezuela siempre ha terminado con su desaparición y comercialización en el mercado negro a precios exorbitantes, razón por la que los ciudadanos temen que pase lo mismo con la gasolina.